Raquel y Sergio, a todo color

Raquel y Sergio anunciaron su compromiso en Navidad, con originales mensajes personalizados para sus más allegados. «A mi madre le pusimos la nota dentro de una bola de navidad de cristal, a mi familia cercana se lo dijo mi sobrina de cuatro años y a los hermanos de Sergio les hicimos tres bolas de navidad llenas de estrellas y en la cuerda para colgar pusimos el mensaje», recuerda la novia.

boda-inspiracion-RaquelSergio

Fueron los prolegómenos de una boda inspiradora que se celebró un día 4, el número favorito del novio, en la Finca Casa de Oficios de Madrid. La pareja visitó más de treinta fincas hasta decantarse por este espacio, que cumplía con los requisitos que buscaban: diferente, donde sólo aconteciera su enlace, con varias zonas y opciones y que pudiera albergar también la ceremonia. Ésta tuvo lugar en la antigua bodega de la finca, una preciosa cueva de piedras que el propio novio, ayudado por su hermano y el cuñado de Raquel, decoró con luces blancas, plumíferas, algodón y eucalipto.

celebracion-banquete-boda-casa-oficios-RaquelSergio

El Laurel Catering sirvió el banquete. La pareja nos cuenta cómo «ya nos habían hablado de él, pero fue probar sus platos y no tener dudas. Nos dejaban elegir entre muchísima variedad, podíamos hacer cualquier cambio y se adaptaban perfectamente a nosotros. Queríamos que la gente comiera bien y que los sabores estuvieran muy cuidados».

Atrevidos toques de color

Los protagonistas de esta boda no dudaron en dotar de coloridos detalles su indumentaria. Sergio, que llegó en un Porsche Cayenne, vistió corbata naranja, su color favorito, el cual no podía faltar en un día tan importante. Eligió chaqué azul de La Trajería con chaleco de pata de gallo, zapatos de la firma Cremades y gemelos de Mirto. También lució el anillo bendecido que siempre lleva en el dedo pulgar y un reloj con el que le agasajaron sus futuros suegros.

novio-ideas-color-RaquelSergio

Raquel apostó por un vestido de crepe y sobrecola de tul realizado en el atelier de Marisa de la Fuente, rematado en hombros y espalda con flores de colores bordadas a mano. Éstas fueron compradas a una asociación de mujeres de la India que trabaja para ser autosuficientes y que emplea a otras mujeres en situación de pobreza.

vestido-color-novia-ideas-RaquelSergio

«Fui a probarme vestidos en distintas marcas pero ninguno se adaptaba a mí. Quería sentirme yo, sin disfrazar; un traje que fuera elegante y me permitiera disfrutar del día sin estar incómoda. Marisa entendió a la perfección lo que buscaba», explica Raquel. Los zapatos, sujetos al tobillo, fueron hechos a medida por José Illana con tacón y color personalizados, entre otros atributos.

novia-zapatos-boda-ideas-RaquelSergio

Para el ramo de novia, Floristería Trébol elaboró un bouquet con flores de algodón y otra similar a la peonía, así como con los extremos de los cinturones del vestido de Raquel. «Iba a regalárselo a mi hermana y quería que llevara algo del traje», recalca.

Además, Raquel llevó unos zafiros de su madre, que en este caso encajaba por partida doble con la tradición de contar con algo prestado y, a la vez, azul. Silvia Gallego trabajó la peluquería y el maquillaje mientras que, para el tocado, nuestra novia buscó detenidamente hasta dar con los profesionales ideales para ella: Tutubi. «Entendieron perfectamente lo que buscaba, me dejaron elegir y cambiar colores, no pararon hasta que me encantó y encajaba por completo con el resto. El trabajo fue muy especial y también hicieron una versión más simple para mi sobrina Adriana», comenta acerca de su experiencia. Tanto la niña como su sobrino Hugo vistieron trajes de Peter&Molly. Acompañado de su abuela y seguido de Adriana, el pequeño hizo la entrada montado en un coche rojo decorado con ramas de eucalipto.

boda-damita-cortejo-RaquelSergio

Detalles únicos

La sala que acogió el cóctel se decoró con frases especiales para los novios o para algún invitado impresas en metacrilato, mientras que el seating plan se componía de un mapamundi difuminado en colores.

seating-plan-ideas-boda-RaquelSergio

La temática continuó vinculada en la zona de las mesas, donde en cada una de ellas los novios pintaron bolas del mundo a mano con frases o palabras relacionadas con los comensales. Raquel y Sergio además expusieron en formato polaroid fotografías de sus familiares y amigos, para quienes hubo dos tipos de invitaciones. Los más jóvenes recibieron unas botellas de cristal con la invitación impresa en un mapamundi y estrellas de colores en su interior; los mayores, un tarjetón con sobre azul.

invitados-boda-gracias-ideas-RaquelSergio

La lluvia de arroz, como no podía ser de otro modo, tampoco estuvo exenta de color, ya que se repartieron probetas que también contenían en el fondo estrellas de colores.

La nota musical vino de la mano de Artur, un violinista que versiona temas actuales y que acompañó también en los momentos de regalos con canciones especiales para la persona que los recibía.

violinista-boda-encanto-RaquelSergio

Pampliega Photos inmortalizó los detalles y grandes momentos de la celebración siguiendo los deseos de la radiante pareja: «queríamos fotos espontáneas, sin posar, momentos, abrazos…». He aquí la muestra que resume la felicidad que inundó el evento.

novios-beso-boda-RaquelSergio

 

Imágenes: Pampliega Photos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *