Alba y Rubén, el encanto de las raíces

Los protagonistas de esta inspiradora boda se conocieron en la universidad. Alba comenzaba su primer año de carrera y su hermano le presentó al que se convertiría 11 años después en su marido, Rubén. Los comienzos no fueron fáciles: ella, de Soria; y él, de Calatayud (Zaragoza). Se sucedieron muchos viajes a Sevilla, Alemania y Barcelona, hasta que Alba pudo mudarse a esta última, donde residen actualmente. La idea de casarse siempre había estado en su cabeza, pero esperaron a poder estar juntos, y el primer día del año dieron la noticia a su familia y amigos.

boda-novios-anillos-AlbaRuben

Sencillez vanguardista

Para el enlace y posterior convite, escogieron Almazán, un pueblo de Soria del que proviene el padre de la novia. La ceremonia civil tuvo lugar en el antiguo convento Espacio Grumer, un sitio lleno de encanto por el que los novios se inclinaron debido a la relación familiar con los propietarios y su buen hacer.

El catering estuvo a cargo de Grumer, que con su alta cocina minimalista y elaborada no dejó indiferente a nadie. Alba y Rubén también pensaron en los más pequeños colocando unos dispensadores de limonada fresca en el cóctel.

boda-limonada-ideas-AlbaRuben

El diseño del vestido de novia pertenecía a la firma Aire novias, modelo Xilof colección beach de Rosa Clará 2017. La simplicidad de sus composiciones y la caída de sus telas presentan a una novia actual y romántica. Justo lo que Alba buscaba: un vestido elegante, pero en línea con su estilo sencillo y juvenil. Más concretamente, se componía de un tejido crepe georgette, que se ajustaba a la silueta de Alba y mostraba una espalda abierta de pedrería cubierta por un fino tul. El escote tipo barco junto con el detalle de pedrería plateada en los hombros le aportaba además luminosidad.

vestido-novia-boda-AlbaRuben

Al look le acompañaban unos zapatos salón de la firma Marian, con pulsera al tobillo, de color blanco con ciertos destellos plateados. Adornados con unos cristales que los hacían menos convencionales que los típicos zapatos nupciales y que iban a la perfección con el vestido, “fueron un flechazo”, en palabras de la propia novia.

La madre de Alba le regaló unos sencillos pendientes de circonitas que aportaban brillo a su rostro. “No quería restar importancia al vestido ni sobrecargar el look”, nos comenta. Asimismo, eligió un tocado pequeño en plata y blanco que personalizó y que aportaba color a un semi-recogido de trenzas de Laura Arregui peluquería. Del maquillaje se ocupó una amiga de la infancia de Alba, que es maquilladora.

novia-vestido-boda-AlbaRuben

Portando reloj Viceroy, el novio vestía un traje azul marino entallado sencillo de Hugo Boss. Optó por un traje clásico, pañuelo azul claro y corbata azul junto con un alfiler plateado de la misma firma. Los zapatos marrones tenían un significado especial para ambos. Alba había trabajado en Alemania en la prestigiosa firma Bally y puso sus ojos sobre este único modelo artesanal regalándoselo a Rubén pensando en ese día especial.

novio-boda-inspiracion-AlbaRuben

El ramo de novia, un pequeño bouquet inspirado en una publicación de Hola, fue realizado por la floristería Mis Flores con peonías blancas, rosas inglesas con aire vintage, lavanda, astilbe y hojas de olivo.

Armonía, naturaleza y dedicación

La pareja quería hacer de su boda algo personal y, así, a la entrada de la ceremonia colocaron un panel con mensajes personales de agradecimiento en mini sobres vintage para cada invitado.

El olivo sería protagonista del enlace, ya que es un elemento nuevo muy versátil y además tiene un especial significado para los novios. El padre de Rubén tiene una almazara familiar y, de este modo, el día anterior los novios llenaron los rincones de olivo. Además, los invitados recibieron en el convite una minuta junto con un ramillete de este árbol. El olivo siguió muy presente en la decoración interior de la ceremonia junto con jarrones damajuanas y botellas vintage que los novios aportaron.

decoracion-boda-olivo-AlbaRuben

A la salida de la ceremonia los invitados pudieron lanzar pétalos de rosas y hojitas de olivo presentadas en bolsitas de rafia. Finalmente, los asistentes recibieron un detalle que no podía ser otro que una botella de aceite. El diseño de ésta, en la misma línea que el de la invitación, fue creado por los propios contrayentes.

Los encargados de realizar el reportaje fotográfico fueron la empresa Ojo Zurdo. Los novios comentan cómo se trata de “un equipo de profesionales que realiza una labor encomiable: fotografías naturales y espontáneas que captan cada detalle”. Además, para el momento de después de la cena, contrataron los servicios de una empresa de photocall y los invitados disfrutaron haciéndose fotos, compartiéndolas con los novios y guardando algunas de recuerdo.

baile-nupcial-encanto-AlbaRuben

La ceremonia estuvo amenizada por un dúo musical de Soria que realizó versiones de canciones escogidas por la pareja. La entrada del novio se acompañó de la balada Nothing else matters en guitarra acústica y, la de la novia, con la canción de Adele Set fire to the rain interpretada por la cantante. En el posterior cóctel previo al banquete la música continuaría. Para la barra libre hubo dj y la canción escogida para el baile nupcial fue Noches de boda de Joaquín Sabina.

novios-boda-idea-AlbaRuben

Imágenes: Ojo Zurdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *